“Es imprescindible que el colectivo de loteros esté unido”

“Es imprescindible que el colectivo de loteros esté unido”

El Boletín entrevista a Mª Eugenia Puertas Palacín, de la junta de ANAPAL Zaragoza y responsable de la Administración nº 57 de esta ciudad. Descubrimos las inquietudes de esta lotera tras 15 años de profesión al frente de su administración.

¿Cuántos años llevas al pie del cañón en tu negocio?

Llevo 15 años como titular, desde abril de 2005. Pero lo cierto es que he vivido esta profesión durante toda mi vida ya que es un negocio familiar con más de 50 años de antigüedad.

¿Cómo te llegó el gusto por la Lotería?

Desde mis primeros recuerdos de infancia eran en el despacho con mi madre. La administración ha sido parte de nuestra familia, mi padre siempre dice que es otro hijo.

Define en una frase lo que supone para ti ser profesional de la Lotería.

Entrega y dedicación a mis clientes.

¿Y lo peor de tu oficio?

No poder disfrutar las navidades con mis hijos, sobre todo cuando han sido pequeños. Cuando recibo la Lotería de Navidad, mis hijos ya son conscientes de que no tienen mamá hasta el 15 de enero.

¿Crees que sois bien valorados por la sociedad?

Socialmente somos un gremio bien valorado por lo general, aunque existe la creencia equivocada de que ganamos mucho dinero con poco esfuerzo. Obviamente mucha gente desconoce la grandísima responsabilidad y la cantidad de horas de trabajo incluso en festivos o en fechas tan señaladas como las navidades.

Has repartido algún premio importante. ¿Qué recuerdas de ese día?

El primer premio de 6 aciertos de Primitiva que tocó en Zaragoza lo repartió mi madre. Yo era una niña, pero me acuerdo perfectamente de la alegría que había en casa. Luego fue un tercero de El Sorteo de El Niño en un pueblo. Fue una alegría muy grande y en ese pueblo siempre me lo recuerdan.

A los pocos días de fallecer mi madre, la antigua titular, repartimos un segundo de la Lotería Nacional del sábado. Me hizo mucha ilusión porque sé que detrás de ese premio estaba mi madre.

¿Has llorado alguna vez en tu Administración?

Sí, he llorado muchas veces porque, aunque está profesión te da alegrías, también tiene muchos sinsabores y muchas preocupaciones y responsabilidades. En esos momentos de bajón es cuando llorar me sirve para desahogarme y volver de nuevo a ponerme al frente del cañón.

¿Cómo es tu relación con los clientes?

Fenomenal. Mi punto de venta está en un barrio que es como un pueblo, todos nos conocemos y sabemos de nuestra vida. Los clientes que tengo fuera de la ventanilla al final se han convertido en amigos. Son muchos años semana tras semana, Navidad tras Navidad y da mucho de sí. Me gusta mimar a mis clientes y resolverles en la medida de lo posible todas sus dudas y peticiones.

¿La crisis sanitaria vivida va a cambiar la relación del cliente y su lotero?

Quizá un poco, ahora es muy complicado hablar y relacionarte como lo hacíamos antes. Al obstáculo del cristal tenemos que añadirle la dificultad de no oírlos bien ni ver sus gestos con la mascarilla. Además, la gente sella sus apuestas y se marcha rápido, no se quedan como antes. Espero que esta situación termine pronto.

¿Puedes contarnos alguna anécdota de alguno de ellos?

Tengo una muy buena. Tengo un cliente que juega bastante y alguna vez pierde los boletos y siempre que los pierde es cuando le tocan casualmente las de 5 aciertos. Además, te lo dice, que se lo cree y todo…. Por supuesto yo le sigo el juego. Hay que mimar al cliente.

¿Cómo es tu relación con el resto de los miembros de la Junta?

Maravillosa. La verdad que me llevo muy bien con todos, son gente muy maja y simpática. Es cierto que con mi compañero Pedro de Zaragoza es con el que mejor, además de compañeros llevamos muchos años de amistad.

Desde el año pasado ANAPAL está desarrollándolos Diálogos 4.0, una gira por toda España para acercarse a los profesionales del sector y escuchar sus demandas. Bilbao, Zaragoza, Sevilla, Valencia, Barcelona, Málaga, Santiago, Madrid… ¿Crees que la iniciativa ha servido para abrir la sociedad a todo el colectivo?

Ha sido una gran iniciativa por parte de ANAPAL. Hemos cruzado opiniones e inquietudes y nos hemos relacionado con nuestros compañeros que pienso que es muy importante.

¿Por qué te has sumado a ANAPAL?

Porque es imprescindible que el colectivo de loteros esté unido. Así lo han entendido muchos compañeros y entre todos se ha conseguido tener representatividad ante SELAE gracias a ser la asociación mayoritaria.

¿Cuál es el reto más difícil para el colectivo?

El reto más difícil para el colectivo es que Loterías entienda y atienda los requerimientos de su red de ventas para el buen funcionamiento de todos. Vamos, que juegue en nuestro mismo equipo.

 

¿Y tú deseo para el futuro próximo?

Dar el Gordo de Navidad en un número abonado completo y poder hacer realidad las ilusiones de tanta gente muy allegada a mí.

 

*Entrevista realizada en el Boletín nº69


Acceso a socios

Agenda y Eventos

Acuerdos con Empresas