Necesitamos trabajar para que SELAE nos escuche y se le devuelva a la Lotería Nacional el prestigio perdido

“Necesitamos trabajar para que SELAE nos escuche y se le devuelva a la Lotería Nacional el prestigio perdido”

 

El Boletín entrevista a Fuensanta Aupi Vicente, presidenta de ANAPAL Murcia y responsable de la Administración nº 1 de Las Torres de Cotillas (Murcia). Descubrimos a la persona que está tras la mampara de seguridad, poniendo el foco en el lado más humano de una lotera para descubrir algunas de sus  inquietudes y las peculiaridades de esta profesión.

 

¿Cuántos años llevas al pie del cañón en tu negocio?

Comencé a trabajar en octubre de 1.986. El primer sorteo fue el 25 de octubre de ese mismo año. Es decir, este año hará 34 años.

 

¿Cómo te llegó el gusto por la Lotería?

Pues realmente yo me metí en este mundo sin saber mucho de lotería. Tenía 23 años y me dedicaba al mundo de la enseñanza, cuando en Concurso Público Nacional accedí a mi nombramiento como titular de mi Administración. Fue un poco como lanzarme a la piscina.

 

Define en una frase lo que supone para ti ser profesional de la Lotería.

Profesionalmente, supone ser una gestora de todos los juegos de Loterías y apuestas del Estado y su consecuencia más inmediata es la alegría de dar premios a nuestros clientes y mejorar su vida, lo que hemos conseguido en varias ocasiones.

 

¿Y lo peor de tu oficio?

Quizás, el no poder transmitir a la gente ajena a este mundo nuestro, la responsabilidad y el trabajo que supone gestionar una Administración.

 

¿Crees que sois bien valorados por la sociedad?

Como he dicho antes, la figura del Administrador de Loterías está un poco distorsionada. No sólo eso, sino que, además, la sociedad debería saber que los beneficios de todos los juegos del Estado (a gran diferencia del juego privado) se reinvierte en ella misma: en sanidad, investigación, infraestructuras, etc. a través de los Presupuestos Generales del Estado. La mayoría no sabe que eso es así.

 

El año pasado diste el primer premio en Navidad. ¿Qué recuerdas de ese día?

Nervios, muchos nervios, el teléfono sin parar, la radio, la prensa, y alegría, mucha alegría, no sólo por dar el premio, sino porque conocía personalmente a casi todos los agraciados. Yo he tenido la suerte de dar un Gordo íntegro en el Sorteo “El Niño” en el 2.006, un 4º Premio de Navidad en el 2.015,  y el gordo en la Lotería de los Sábados y del Jueves, pero un Gordo en el Sorteo de Navidad es lo máximo. Este año el Gordo fue muy madrugador y por eso la sorpresa, los nervios y el revuelo también fueron mayores.

 

¿Has llorado alguna vez en tu Administración?

Sí. Aunque suene a tópico, lloré de alegría cuando dimos el Gordo de Navidad. Precisamente, por ser el de Navidad.

 

¿Cómo es tu relación con los clientes?

Evidentemente, la relación con unos clientes es más estrecha que con otros, pero con los de toda la vida, después de tantos años, es casi familiar. Siempre intentamos dar el mejor servicio posible y un trato personalizado. Es fundamental que el cliente siempre salga satisfecho de nuestra Administración.

 

¿La crisis sanitaria vivida va a cambiar la relación del cliente y su lotero?

Yo realmente espero y deseo que no, que a medida que se vayan diluyendo todos los efectos de esta pandemia reestablezcamos todas nuestras relaciones. Todos, creo, estamos un poco nerviosos ante la campaña de Navidad de este año. Es fundamental que esta crisis sanitaria y todos los distanciamientos sociales que conlleva pasen lo antes posible, eso sin pensar en la posibilidad de un rebrote… De ello depende nuestra venta a Peñas Festeras, Comisiones de fiestas, Hermandades, etc.

 

¿Puedes contarnos alguna anécdota de alguno de ellos?

Pues curiosamente, las dos que puedo contar son casi iguales. Tanto en el sorteo del Niño, como en el de Navidad, cuando dimos el Gordo aparecieron dos clientes que no sabían que les había tocado el premio. En el Niño llevaba el cliente dos décimos y en Navidad este año un cliente llevaba un décimo. Ya te puedes imaginar el revuelo en la Administración y nuestra satisfacción. El cliente del Sorteo de Navidad de este año era una persona un poco mayor y le dije: “Lleva usted un décimo del Gordo ¿quiere que llame a su hijo o a alguien?”, y me mira el señor y me dice: “No, tú dime que cantidad me ha tocado que yo ya sé lo que tengo que hacer”.

 

¿Cómo es tu relación con el resto de miembros de la Junta?

Mantenemos una relación estupenda ya que tenemos la misma problemática profesional y las mismas inquietudes.

 

Desde el año pasado ANAPAL está desarrollando los Diálogos 4.0, una gira por toda España para acercarse a los profesionales del sector y escuchar sus demandas. Bilbao, Zaragoza, Sevilla, Valencia, Barcelona, Málaga, Santiago, Madrid… ¿Crees que la iniciativa ha servido para abrir la sociedad a todo el colectivo?

Sí, por supuesto. ANAPAL ha estado y está siempre a disposición de abrir la asociación a todo el colectivo, siendo transparente en su gestión y en su labor. Con esta iniciativa se da a  conocer el trabajo que realiza ANAPAL y todos los beneficios que tiene el ser asociado. Es importante también destacar el gran esfuerzo que supone para ANAPAL organizar este tipo de eventos.

 

¿Por qué te has sumado a ANAPAL?

Porque estoy convencida que sólo un colectivo unido puede conseguir algo. Ahora más que nunca deberíamos estar unidos. Desde el primer momento que fui Administradora formé parte de la Asociación que entonces había, que era la Federación, de la que salió ANAPAL. Primero formé parte de ella como una asociada más y después como Presidenta de Murcia.

 

¿Cuál es el reto más difícil para el colectivo?

Estamos ante una crisis económica sin precedentes y la superación de esto debe hacerse conjunta, tanto desde el trabajo de toda la Red de Ventas integral como por parte de SELAE, atendiendo nuestras opiniones profesionales. Nadie quiere más a la Lotería que los Loteros. No sólo está el tema, por supuesto, de la actualización de la escala de comisiones.  Necesitamos trabajar para que SELAE nos escuche, para que se le devuelva a la Lotería Nacional el prestigio que ha tenido durante muchos años, que haga unas campañas de publicidad que permita acercar la Lotería Nacional a un público joven, que no se quede en un residuo de jugar sólo en Navidad y, por supuesto, que se haga un programa de premios atractivo, que repercuta en la reinversión de los sorteos siguientes. Todos esperábamos por parte de SELAE algún mensaje al público indicando que habíamos reiniciado nuestra actividad, como ha hecho la ONCE y no ha sido así.

 

¿Y tu deseo para el futuro próximo?

Por supuesto, el más inmediato que se superen todos los efectos que nos ha dejado el dichoso COVID-19, tanto a nivel personal como profesional, que recuperemos la normalidad lo antes posible.

 

*Entrevista publicada en el Boletín nº 68


Acceso a socios

Agenda y Eventos

Colaboradores

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de la navegación de los usuarios. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.